10 Mandamientos para no cogerte al cliente y que el cliente no te coja a ti

En ocasiones la mala comunicación entre el Cliente y el Diseñador, puede traer consigo resultados un poco complicados de lidiar. Para no caer en el "tú me prometiste", el "yo te dije", o el ya de sobra conocido "por qué chingados tengo que pagar más" te recomendamos Diez Mandamientos para que la relación entre Cliente-Diseñador fluya como la espuma




Amarás las curvas sobre todas las cosas

Hay un animal inservible que a veces convive en tu computadora y no hace otra cosa que ocupar espacio. Se suele llamar JPEG en baja resolución o Word.


El concepto de curva es uno con el que tanto el cliente como el diseñador deberían de conocer. Suelen ser formatos como .EPS, .Ai o .Id y son altamente editables.


"Qué te cuesta hacerlo" estimado cliente, tiene precio. Y estimado diseñador, aunque no te guste, es lo que hay, así que no lo intentes cambiar. Si algo está así es porque funciona o el cliente cree que funciona.


No tomarás el tiempo de entrega en vano

Los tiempos de entrega son sagrados. El cliente y el diseñador tendrán que respetarlos bajo cualquier circunstancia. Términos como el "ahorita o aguántame tantito", son términos que deben estar prohibidos por decreto-ley. Un calendario, como Google Calendar suele ser una buena herramienta.

Santificarás los días de descanso

Estimado cliente, lamentamos decirle que los diseñadores también tienen vida, aunque usted no lo crea. Un mensaje a las 11 de la noche es una falta de respeto. Y sí, estimado diseñador, los clientes tienen familias, hijos o amigos, por lo que recomendamos a que esperes a los aplausos entre las 09 - 18 del día siguiente.

Honrarás a tu presupuesto y a tu tiempo

El cliente tiene que ser consciente de que el trabajo que un diseñador podrá ofrecerle dependerá mucho del tiempo de entrega y también del presupuesto para el diseño.

Con 100 pesos no se arma.

No pagarás a destiempo

Si el día exacto de la entrega es muy importante, también el día y la cantidad del pago por el trabajo. Optimizar los tiempos de entrega y sus pagos harán más rápido el proceso de entrega.

No aceptarás trabajos impuros

Si después de que el cliente haya cumplimentado el debido brief , y el creativo, haber entregado varias rondas de cambios, hay de dos: o el cliente es perjudicial para tu salud, o tú no has hecho bien tu chamba de análisis.

No regatearás

Los creativos, aunque no venden algo físicamente tangible, cobran por su tiempo y su creatividad, por lo tanto regatear es una manera de minimizar el trabajo y esfuerzo del diseñador. "El trabajo llama a trabajo"

es una táctica que no se debe aceptar. Tampoco aunque tu cliente llegue en determinada nave o carroza le debes sangrar hasta los pies. Calcula tu tiempo y tu coste.

No pedirás más cambios de los pactados

Las sesiones entre el cliente y el creativo son para que los dos expresen sus dudas y comentarios. El cliente deberá decir honestamente si algo no le gusta, y el creativo será claro en lo que puede lograr o no.

Respetarás los estudios del prójimo

El creativo o diseñador ha ido a la universidad cuatro años para hacer lo que está haciendo. Ellos son expertos y conocedores de lo que te entregan, pero hay que saber que nadie conoce mejor el negocio que el cliente.

No codiciarás los trabajos ajenos

En esta era de las redes sociales, copiar es fácil. Clientes no digan "quiero esto", o tu diseñador, no busques en la red lo que no puedes encontrar en tu cabeza.

Y si con eso te siguen cogiendo o has sido cogido, tienes de dos:

Si eres cliente, pásate a vernos y nos cuentas las penas con un café, nosotros te daremos las causas y las posibles soluciones. Si eres diseñador o creativo, vente a trabajar con nosotros. Nos gusta la gente que hace, lo haga bien o lo haga mal. Nadie nace aprendido ni nadie lo hace todo bien.

Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square